¿Qué prima a la hora de elegir el mobiliario adecuado en los entornos de salud?: testimonio Roberto Esguerra

German Rojas

German Rojas

A la hora de entender y agregar valor a los espacios de salud, es fundamental pensar en las distintas personas que interactúan en ellos. Considerar las necesidades físicas, mentales y emocionales de los pacientes, sus acompañantes (familiares y amigos) y el personal asistencial permite integrar las soluciones de mobiliario adecuadas y hace la diferencia en la experiencia que allí se vive, potenciando los procesos de recuperación y cuidado. 3 aspectos importantes para elegir el mobiliario:

1. Usabilidad y ergonomía: Debe poder brindar el mayor confort tanto a los pacientes y sus acompañantes, como al personal de salud, ya que son ellos quienes manipulan y organizan los espacios y el mobiliario. 

2. Diseño: El conjunto de mobiliario y espacio debe generar un ambiente cómodo y brindar tranquilidad en los pacientes y familiares teniendo en cuenta las diferentes condiciones físicas. El diseño busca también generar ambientes cálidos, que generen confianza en situaciones en las que las personas pueden estar atravesando situaciones de estrés, angustia o dolor físico y emocional. 

3. Bioseguridad: el mobiliario debe cumplir con los requerimientos y estándares de bioseguridad; materiales de fácil desinfección, muebles sin aristas para que no haya acumulación de bacterias y elementos fácilmente lavables son algunos de los aspectos a tener en cuenta.

Roberto Esguerra Gutiérrez, médico de la Universidad Javeriana, especialista en medicina interna y nuclear y director de la Fundación Santa Fe de Bogotá por más de 15 años, nos habló de los aspectos más importantes a tener en cuenta al momento de elegir el mobiliario de salud adecuado y de su experiencia con Contract en proyectos de este sector:

“El mobiliario también tiene que tener en cuenta al personal de la salud para facilitarle el trabajo. Por ejemplo, para las enfermas ayudar a poner de pie a un paciente que esta en una silla. 

Hoy las sillas de los hospitales tienen ayudas para que el paciente no tenga que hacer mucha fuerza, la persona que lo está ayudando pueda localizarse cerca de él y mover los brazos para permitirle salir por el lado, y no solo por el frente…”